PUJERRA

La especial orografía del término municipal de Pujerra ha propiciado que esté delimitado al norte y al sur por las cabeceras de dos ríos importantes, el Genal y el Guadalmansa, ambos con desembocadura en el Mar Mediterráneo pero direcciones dispares. El otro elemento destacado es la cresta rocosa a más de 1.000 metros de altitud de Sierra Bermeja, con uno de sus picos más emblemáticos, el Jardón (1.154 m). Esta montaña separa virtualmente el pueblo, situado a casi 800 metros de altura y con una orientación norte muy poco usual, de la cercana Costa del Sol.

De hecho, las principales comunicaciones tradicionales buscaban este destino costero, con varios Caminos de Estepona atravesados en la crestería por los que la utilizaban para ir de este a oeste. Se trata de veredas de sierra, en entornos fragosos, que en las zonas bajas atraviesan pinares y en las altas roquedos desnudos. En esta parte, debido a las explotaciones madereras, existe una profusa red de carriles. Los demás caminos unen a Pujerra con sus vecinos Igualeja, Caratajima y Júzcar, por tramos con los trazados tradicionales de caminos de herradura pero, sobre todo, convertidos ya en pistas de tierra más o menos bien conservadas cruzando los extensos castañares de ambos lados del Genal. Desde el punto de vista del senderista y el corredor, se trata sin duda del término más arbolado del territorio escenario de la prueba deportiva, eso sí, con las pendientes pronunciadas que la caracterizan.

Visita la web de Pujerra: 

PUJERRA

La especial orografía del término municipal de Pujerra ha propiciado que esté delimitado al norte y al sur por las cabeceras de dos ríos importantes, el Genal y el Guadalmansa, ambos con desembocadura en el Mar Mediterráneo pero direcciones dispares. El otro elemento destacado es la cresta rocosa a más de 1.000 metros de altitud de Sierra Bermeja, con uno de sus picos más emblemáticos, el Jardón (1.154 m). Esta montaña separa virtualmente el pueblo, situado a casi 800 metros de altura y con una orientación norte muy poco usual, de la cercana Costa del Sol.

De hecho, las principales comunicaciones tradicionales buscaban este destino costero, con varios Caminos de Estepona atravesados en la crestería por los que la utilizaban para ir de este a oeste. Se trata de veredas de sierra, en entornos fragosos, que en las zonas bajas atraviesan pinares y en las altas roquedos desnudos. En esta parte, debido a las explotaciones madereras, existe una profusa red de carriles. Los demás caminos unen a Pujerra con sus vecinos Igualeja, Caratajima y Júzcar, por tramos con los trazados tradicionales de caminos de herradura pero, sobre todo, convertidos ya en pistas de tierra más o menos bien conservadas cruzando los extensos castañares de ambos lados del Genal. Desde el punto de vista del senderista y el corredor, se trata sin duda del término más arbolado del territorio escenario de la prueba deportiva, eso sí, con las pendientes pronunciadas que la caracterizan.

Visita la web de Pujerra: 

PUJERRA